Apoyo a la Cooperativa Integral de Carlos Paz (COOPI)

La Cooperativa de Obras y Servicios de Río Ceballos expresa su más comprometido apoyo a la Cooperativa Integral de Carlos Paz, frente al fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Córdoba, por el cual se avala el decreto del Intendente de la Ciudad de Carlos Paz para quitar la provisión del servicio de agua potable a la Coopi.

Consideramos que tal decisión pone riesgo la prestación y la calidad de un servicio fundamental, a la vez que amenaza la sostenibilidad misma de una institución que trabaja desde hace más de 50 años por el bien común, al servicio de la población de toda la región.

La decisión del Intendente de la ciudad de Villa Carlos Paz de municipalizar el servicio de distribución de agua pasa por encima de la voluntad del conjunto de asociados que desde hace medio siglo se organizan para gestionar prestaciones que resuelven necesidades vitales. Desconoce además el prestigio y la solvencia de una institución que ha sido y es referente en toda la provincia por la calidad de su trabajo, la capacitación de sus trabajadores, la democracia de sus decisiones y los altos niveles de participación de todos sus integrantes.

Las Cooperativas, que trabajamos con la vocación de fortalecer las redes para que los esfuerzos redunden en mayores beneficios compartidos, sabemos lo que implica la ayuda mutua entre los vecinos y también entre las organizaciones. Ese sentido y esa práctica de solidaridad es la que nos ha permitido dar testimonio y favorecer la creación de cooperativas en distintos puntos de nuestros territorios.

En el caso de las Cooperativas de Servicios hemos sido, la mayoría de las veces, quienes trazamos las primeras experiencias, en cada localidad, de prestación de servicios públicos, con criterios de equidad y cobertura universal. Nacimos con el fin de dar respuesta a necesidades básicas y gestionar los servicios con eficiencia y transparencia. Somos los propios usuarios quienes nos organizamos democráticamente para asegurar las prestaciones y controlar que las mismas sean de calidad y accesibles para todos. Hemos tendido las redes de agua, desarrollado planes de trabajo, diseñado modelos de prestación, nos hemos formado, hemos compartido las trayectorias y hemos buscado soluciones para situaciones difíciles. En más de una oportunidad, somos las responsables de resolver problemas que exceden el alcance de nuestra competencia y hemos trabajado, aún sin marcos legales o contratos de concesión, priorizando siempre la garantía de derechos fundamentales.

Es la Coopi referencia para muchas otras cooperativas que hemos seguido y aprendido de su historia y recorrido. Muestra y ejemplo del trabajo serio, comprometido, que trasciende aún el alcance de sus incumbencias técnicas y se involucra, tal como lo mandan los valores y principios del cooperativismo, con el bienestar social, con la promoción del trabajo solidario, de la cultura y de la educación, poniendo de relieve el pensamiento crítico y la acción colectiva.

Quitar la prestación del servicio de agua a una institución cooperativa acarrea consecuencias que sin duda perjudicarán al conjunto de la ciudadanía, poniendo en riesgo la calidad del servicio; la salud pública; los puestos de trabajo -y por ende la condición de muchísimas familias de la ciudad- y el aporte al desarrollo cultural y social de toda la comunidad.

Por ello, como Cooperativa hermana, nos unimos al reclamo para que el servicio de agua potable de la ciudad de Carlos Paz y la zona siga en manos de la Cooperativa Integral y expresamos nuestro rechazo a toda medida que amenace la sostenibilidad del servicio y de la Coopi. Repudiamos a su vez, cualquier intento de favorecer la participación de empresas de capital privado con fines de lucro, cuyo beneficio se concentra en pocas manos, y de reducir los mecanismos de control y rendición, que pueda afectar el acceso libre y el control efectivo de la ciudadanía en relación a la gestión de servicios fundamentales.

Nos solidarizamos con la lucha de la Coopi y convocamos a toda la sociedad a defender al movimiento cooperativista, como una herramienta de transformación social y de participación ciudadana.